Un blastocisto es un embrión de 5/6 días de desarrollo que presenta una estructura celular compleja formada por 200 células aproximadamente. La fase de blastocisto es el estadio de desarrollo previo a la implantación del embrión en el útero materno.

Transferir un blastocisto presenta las siguientes ventajas:

  • Mejor selección embrionaria.

  • Mayor capacidad implantatoria, han superado posibles bloqueos de desarrollo que se producen de manera habitual en fases tempranas.

  • Disminuye el riesgo de gestación múltiple, se recomienda transferir 1, máximo 2.

  • Permite una sincronización más fisiológica entre el estadio embrionario y la receptividad endometrial, ya que esta la fase previa al momento de la implantación.